La campaña Sí en Colorado a ‘Opciones al Final de la Vida’ es una organización sin fines de lucro, 501(c)(4) cuyo único propósito es pasar un proyecto de ley que legalice la opción médica que ayude a morir a adultos con enfermedades terminales, mentalmente competentes, que quieran terminar con su sufrimiento. El proyecto ha sido moldeado después de la exitosa ley de Oregon ‘Muerte con Dignidad’. Dicha ley ha estado vigente por casi 20 años sin ningún caso probado de fraude o abuso.
La ley de Colorado ‘Opciones al Final de la Vida’ tendrá el mismo criterio de elegibilidad de la ley de Oregon ‘Muerte con Dignidad’, en vigor desde 1997. Para ser elegible a la muerte asistida bajo la ley de Colorado ‘Opciones al Final de la Vida’ la persona debe seguir los siguientes criterios de elegibilidad:
  • La persona debe ser un adulto
  • La persona debe tener una enfermedad terminal, y seis meses o menos de vida.
  • La persona debe estar mentalmente competente para tomar sus propias decisiones de cuidado de salud.
  • La persona debe estar muy bien informada de todas sus opciones de cuidado de salud, incluyendo manejo del dolor, cuidados paliativos y cuidados de alivio.
  • Dos médicos deben confirmar que la persona tiene la habilidad de tomar decisiones bien informadas, y que no actúan bajo ninguna influencia y coerción.
  • La persona debe ser capaz de tomar el medicamente por sí misma
  • La persona debe ser residente del estado de Colorado.
  • El médico debe ofrecerle a la persona múltiples oportunidades de cancelar la solicitud del medicamento que lo ayuda a morir.
  • Dos testigos deben firmar la solicitud, confirmando que la persona es mentalmente competente y lo hace de forma voluntaria.
  • Testamentos, contratos, seguros y pólizas de anualidad no sean afectas si la persona escoge la muerte asistida.
Estudios públicos indican que la mayoría de los residentes de Colorado apoyan la muerte asistida cuando ellos entienden el proceso y los requisitos de elegibilidad –un alto promedio del 68%.  A nivel nacional, encuestas muestran resultados similares con fuerte apoyo a través de géneros, afiliaciones políticas y grupos por edades.
La muerte asistida es autorizada en otros cinco estados, incluyendo Oregon, Washington, Montana, Vermont y California. En Oregon donde la ley ‘Muerte con Dignidad’ ha estado vigente por casi 20 años, no hay casos probados de fraude o abuso.
Además de no contar con casos probados de fraude o abuso. Las investigaciones sugieren que los cuidados en general al final de la vida han mejorado, porque los médicos y otros proveedores de salud se han estado educando más sobre la ley y están teniendo más conversaciones con sus pacientes sobre los planes para el final de sus días. Alrededor de un tercio de los pacientes que recibieron la prescripción para el medicamento nunca lo usaron, pero informaron sentir una tremenda tranquilidad al saber que tenían la opción disponible si su sufrimiento se volvía insoportable. Esta tranquilidad los liberó para concentrarse en disfrutar del tiempo que les quedaba de vida con sus seres queridos. Además, la agencia estatal de Oregon responsable de la protección de las personas con discapacidades ha confirmado que no ha recibido una sola queja por la explotación o coerción en relación con la ley.
  • El lenguaje en la ley ‘Opciones al Final de la Vida’ es explícito. La sección 25-48 y 121 dice: “Ninguna disposición de este artículo autoriza a un médico o a cualquier otra persona para poner fin a la vida de un individuo mediante una inyección letal, muerte misericordiosa o eutanasia”.
  • La eutanasia y la muerte misericordiosa son ilegales en todos los Estados Unidos. Estos métodos son fundamentalmente diferentes a la práctica médica que ayuda a morir porque violan la autonomía del paciente. Los requisitos de la ley de Colorado ‘Opciones al final de la vida’ son claros en que la decisión de solicitar y la responsabilidad de auto administrarse el medicamento recaen exclusivamente en el individuo – nadie puede hacerlo por ellos o para ellos.
  • Para un enfermo terminal el término ‘suicidio asistido” es ofensivo e hiriente. La ayuda médica para morir tiene varios fundamentos diferentes al suicidio.
  • Las personas que buscan la ayuda para morir son enfermos terminales que quieren vivir; las personas que consideran el suicidio no tienen una enfermedad terminal, pero quieren morir.
  • Las personas que buscan la ayuda para morir están sufriendo con una enfermedad potencialmente interminable y entienden que su condición ya no tiene tratamiento –no hay esperanza para una mejoría. Aquellos que consideran el suicidio no tienen esperanza y no pueden reconocer que sus problemas tienen tratamiento.
  • Las personas que buscan la ayuda para morir son deliberados en su solicitud y generalmente involucran a sus familiares en las conversaciones con los médicos, lo que refleja un proceso considerado. El acto de suicidio es secreto y a menudo impulsivo, sin la participación de la familia, amigos o profesionales de la salud.
• Nos encantará contar con su ayuda en la campaña de Colorado. ¡De hecho, necesitamos su ayuda!
• ¿Tiene una historia que contar acerca de por qué las opciones al final de la vida son importantes para usted? Cuéntenos aquí.
• ¿Podría usted ser voluntario para garantizar que la ley ‘Opciones al Final de la Vida’ pase en noviembre? Registrase aquí.
• ¿Podría usted ser anfitrión de una fiesta en su casa o de recaudación de fondos? Envíenos un mensaje aquí.
• También, ¡podría seguirnos en Twitter y Facebook¡
Su papeleta electoral le preguntaría:
¿ Debe haber un cambio en los estatutos revisados de Colorado que permita que cualquier adulto residente de Colorado, mentalmente competente, que tenga una enfermedad terminal con un pronóstico médico de vida de seis meses o menos, pueda recibir una receta de un médico con licencia para un medicamento que pueda tomar por sí mismo y que lo ayude a morir; y en relación con lo mismo, solicitar que dos médicos con licencia confirmen el pronóstico médico y que el paciente terminal ha recibido información acerca de otras opciones de atención y tratamiento y que el paciente está tomando una decisión informada y voluntaria en la que solicita el medicamento; qué si el médico lo considera necesario, solicitará una evaluación por un profesional de salud mental con licencia para asegurar que el paciente esta mentalmente competente; la concesión de inmunidad de responsabilidad civil y penal y la disciplina profesional a cualquier persona que de buena fe ayude a proporcionar acceso a, o esté presente cuando un paciente se auto-administra el medicamento; el establecimiento de sanciones penales para las personas que a sabiendas violan los estatutos relativos a la solicitud del medicamento?
Su libro azul le proporcionará los cambios actuales en el lenguaje de los Estatutos Revisados de Colorado. Aquí hay un enlace a dicho lenguaje en el sitio web del Secretario de Estado de Colorado.
Desde 2013, las elecciones de Colorado se llevan a cabo en su totalidad con  papeletas por correo. Las papeletas se enviarán por correo a los votantes por divisiones electorales del condado la semana del 17 de octubre de 2016. Si usted tiene problemas con su voto, cada condado tendrá “centros de servicio para votantes” donde se puede obtener una nueva papeleta y votar. Además, los votantes elegibles pueden registrarse para votar desde ahora y hasta el día de las elecciones.  Por favor visite el Colorado Secretary of State’s website para  para registrarse para votar o para manejar su registro.
Sí. La ley de Colorado ‘Opciones al Final de la Vida’ fue escita siguiendo el modelo de ley ‘Muerte con Dignidad’ aprobada en Oregon en 1997 e incluye todas las mismas garantías y protecciones. De hecho, la medida de Colorado en realidad tiene más protección que la de Oregon, porque requiere la devolución del medicamento no utilizado para disponerlo con seguridad. Hay algunas alteraciones y diferencias semánticas para hacer que la medida de Colorado esté alineada con los estatutos existentes en Colorado y las mejores prácticas médicas que se han establecido en Oregon, donde la ley fue aprobada hace dos décadas.
La mayor diferencia es que en Oregon, como en todas las opciones de cuidados paliativos, la causa de muerte en el certificado de defunción se escribe siempre como la enfermedad terminal subyacente (es decir: el certificado de defunción dice que la persona murió de cáncer y no por la ayuda médica para morir). Sin embargo, esta práctica médica no está actualmente escrita en la ley de Oregon, sino que es establecida por la comunidad médica y las agencias administrativas del estado de Oregon. La ley de Colorado ‘Opciones al Final de la Vida’ es explícita en que la enfermedad subyacente estará escrita en el certificado de defunción, por lo que los médicos estarán claros sobre cómo proceder y los pacientes sabrán que su certificado de defunción será tratado como todos los demás.