¿Cuál ha sido la experiencia de Oregon con la existente ley ‘Muerte con Dignidad’?

Además de no contar con casos probados de fraude o abuso. Las investigaciones sugieren que los cuidados en general al final de la vida han mejorado, porque los médicos y otros proveedores de salud se han estado educando más sobre la ley y están teniendo más conversaciones con sus pacientes sobre los planes para el final de sus días. Alrededor de un tercio de los pacientes que recibieron la prescripción para el medicamento nunca lo usaron, pero informaron sentir una tremenda tranquilidad al saber que tenían la opción disponible si su sufrimiento se volvía insoportable. Esta tranquilidad los liberó para concentrarse en disfrutar del tiempo que les quedaba de vida con sus seres queridos. Además, la agencia estatal de Oregon responsable de la protección de las personas con discapacidades ha confirmado que no ha recibido una sola queja por la explotación o coerción en relación con la ley.